parallax background

Pastas dentro de tu Dieta?

A FAVOR O EN TU CONTRA | THE PERECT MAKE UP By Geraldinne Castillo
24/10/2018
GLOWGA
28/10/2018
 

¿Pastas dentro de tu dieta?

 

Al contrario de lo que muchos pensarían, las pastas y harinas no son siempre alimentos que deben estar prohibidos. Es preciso aclarar que el primer paso para llevar a cabo una dieta o comenzar un régimen alimenticio, debe ser de manera gradual y llevadera en caso de que nuestro objetivo sea aprender a comer saludable y hacer un cambio definitivo en nuestros hábitos alimenticios.

 
 

Las largas jornadas de abstinencia y los platillos prohibidos son cosa del pasado, ya que está comprobado que desde el punto de vista psicológico muchas veces “Las prohibiciones” ocasionan a nivel neuronal un efecto contradictorio, como seres humanos nos vemos directamente atraídos a aquello que no podemos tener, por eso mismo aquí te explicaremos “por qué” puedes dejar de castigarte y torturarte pensando en una deliciosa pasta y mejor prepararla y comerla sin remordimientos.

 

Partiendo del principio básico de la alimentación que nos habla acerca de que balancear nuestros platillos puede ser la llave para cuidar y no excedernos con las porciones, te rectificamos la regla universal que dice “Todo con medida, está permitido”, incluir nuestros platillos favoritos en nuestros planes alimenticios nos da un sentimiento de recompensa y evita al peor enemigo del abdomen plano que son “Los atracones”. La pasta es un platillo de origen Francés, primo cercano de la “Pizza”, platillos conocidos mundialmente por la cantidad de personas que los adoramos y podríamos comerlos todos los días, esto mismo los ha llevado a ser pertenecientes a la categoría de “Comida Rápida”, pero ojo, no siempre fue así. Cuidar el proceso de preparación y la manera en la que los acompañamos puede agregar a nuestro organismo miles de beneficios vitamínicos y alimenticios.

Para iniciar, te contamos que al ser un alimento elaborado a base de harina de trigo, tiene un elevado contenido en carbohidratos, 100 g de pasta contienen como máximo 75 g de hidratos de carbono. Estos carbohidratos proporcionan aproximadamente unas 370 Kcal, lo que representa aproximadamente el 15 % de las necesidades de una persona que desarrolle una actividad normal con algo de ejercicio físico. Los hidratos de carbono aportados son de absorción lenta con lo que libera la energía poco a poco manteniendo por más tiempo la sensación de saciedad.

 
 

El aporte de grasas es muy bajo, además no contiene colesterol sino grasas vegetales y en cantidades muy pequeñas (100 gramos de pasta contienen menos de 1 gramo de grasa). La pasta es un producto bajo en grasas y sin colesterol. Proporciona energía fácilmente aprovechable para el metabolismo oxidativo. Mantiene el nivel de glucemia (cantidad de azúcar en la sangre) y favorece el correcto funcionamiento del sistema gastrointestinal. Permite una digestión fácil y lenta, por lo que aporta un buen aporte energético para actividades que requieren esfuerzo físico o mental.

 
 

Tips para la preparación de pasta inteligente:

-Hazla al dente. Recuerda que la velocidad en la que comes permite a tu cuerpo ser consciente de la cantidad de alimento que está ingiriendo, mastica lento y disfruta mucho.

-Intenta engañar un poco a tu mente, utilizar opciones de pasta “Integral” no variara mucho los sabores a los que estás acostumbrado y sin duda alguna adoptará más fibra, granos y vitaminas a tu comida.

-Ya te lo mencionamos, pero no está de más recordarte cuidar las porciones.

Bonus: Ejemplo de receta para una pasta Fit efectiva

1. Utiliza sazonadores saludables como: Cebolla, Ajo, Sal de mar, Pimienta.

2. Un shot de verduras le dará color y variedad vitamínica, algunas opciones pueden ser: brócoli, champiñones, papa, zanahoria, etc.

3. No te olvides de la proteína, dependiendo la cantidad permitida, agregar pollo, res o pescado.

4. Sustituye los aderezos pesados, mayonesas y cremas por salsas de tomate caseras o nata líquida.

5. Más color, agregar guisantes o granos de elote.